Archive for the ‘en Castellano’ Category

Ricardo Flores Magón: “Trabaja, Cerebro, Trabaja”

November 24, 2016

plm

– De Regeneración, del número 23, fechado el 4 de febrero de 1911

Trabaja, cerebro, trabaja; da toda la luz que puedas dar, y si te sientes fatigado, trabaja, trabaja. La Revolución es una vorágine: se nutre de cerebros y de bravos corazones. A la Revolución no van los malos, sino los buenos; no van los idiotas, sino los inteligentes.

Trabaja cerebro, trabaja; da luz. Trabaja hasta que te aniquile la fatiga. Después vendrán otros cerebros, y luego otros y otros más. La Revolución se nutre de cerebros y de nobles corazones.

Así pensaba el revolucionario un día en que la intensidad de su trabajo intelectual le había aflojado los nervios. Desde su cuartito veía pasar la gente que caminaba en distintas direcciones. Hombres y mujeres parecían atareados, ansiosos y como dominados por una idea fija. Todos andaban en pos del pan. En algunos rostros se notaba la decepción: sin duda esas gentes habían salido a buscar trabajo y volvían a la casa con las manos vacías.

Se acercaba la noche y, a la triste luz del crepúsculo, circulaba la gente. Los trabajadores regresaban a sus casitas con los brazos caídos, negros por el sudor y la tierra. Los burgueses, redondos, satisfechos, lanzando miradas despreciativas a la plebe generosa que se sacrifica para ellos y sus queridas, se dirigían a los grandes teatros o a los lujosos palacios que aquellos mismos esclavos habíán construido, pero a los cuales no tenían acceso.

El corazón del revolucionario se oprimió dolorosamente. Toda aquella gente desheredada se sacrificaba estérilmente en la fábrica, en el taller, en la mina, dando su salud, su porvenir y el porvenir de sus pobres familias en provecho de los amos altaneros que, al pasar cerca de ella, esquivaban su contacto para preservar de la mugre y del tizne sus ricas vestiduras. Sí, aquella pobre gente se sacrificaba trabajando como mulos para hacer más poderosos a sus verdugos, porque así están arregladas las cosas: mientras más se sacrifica el trabajador, más rico se hace el amo y más fuerte la cadena.

La masa desheredada seguía pensando, pensando, y también los hartos; cariacontecidos los primeros, con los rostros radiantes de alegría los burgueses. Con aquel río de desheredados había para acabar con los dominadores; pero los pueblos son ríos mansos, muy mansos, demasiado mansos. Otra cosa sería si tuvieran la certeza de su fuerza y la certeza de sus derechos.

El revolucionario pensaba, pensaba: él era el único rebelde en medio de aquel rebaño; él era el único que había acertado sobre el medio a que debe recurrirse para resolver el grave problema de la emancipación económica del proletariado. Y era preciso que aquel rebaño lo supiese: El medio es la Revolución; pero no la revuelta política, cuya obra superficial se reduce solamente a sustituir el personal de un gobierno por otro personal que tiene que seguir los pasos del anterior. El medio es la Revolución; pero la Revolución que lleve por fin garantizar la subsistencia a todo ser humano. ¿Qué utilidad puede tener una revolución que no garantice la subsistencia de todos?

Esto pensaba el revolucionario mientras en la calle continuaba el monótono desfile de los inconscientes, que todavía creen que es natural y justo dejar que los amos se aprovechen del trabajo humano. Así pensaba el revolucionario, presenciando el ir y venir del rebaño, que no sabe dejar en esta tierra otra señal de su paso por ella que sus esqueletos en la fosa común, la miseria en sus familias y la hartura y el lujo para sus amos de la política y del dinero.

Trabaja, cerebro, trabaja; da luz. Trabaja hasta que te aniquile la fatiga. Dentro de los cráneos de las multitudes hay muchas sombras: ilumina esas tinieblas con el incendio de tu rebeldía.

Advertisements

Reminder – Sixth Los Angeles Anarchist Bookfair: Saturday, October 8th!

September 7, 2016

LA ABF

Comrades,

This is a reminder about the upcoming Sixth Los Angeles Anarchist Bookfair, taking place at CIELO Galleries on Saturday, October 8th!

Where: CIELO galleries/studios
3201 Maple Ave.
Los Angeles, CA 90011

When: Saturday, 10/8, 11am-7pm

Though space is filling up, the LA Anarchist Bookfair Collective is still accepting applications for vendors and workshops until next Friday, 9/16. Please consider sending either or both and letting your friends and comrades know about this second call-out! The forms can be accessed on la.anarchistbookfair.com

Please also feel free to enjoy and distribute these bilingual flyers to promote the event!

See you next month!

In solidarity,
LA ABF Collective

Announcing the Sixth Los Angeles Anarchist Bookfair!

August 4, 2016

LA ABF

(Traducción al Castellano abajo)

=======================================

The 6th Los Angeles Anarchist Bookfair 2016 – Saturday, October 8th

Call-Out for Presentation and Workshop Proposals!

Bookfair and workshops October 8th

11 a.m. to 7 p.m.
CIELO Galleries/Studio
3201 Maple Ave, Los Angeles, CA 90011

Press Contact: info@la.anarchistbookfair.com
Website: https://la.anarchistbookfair.com

Please save the date for Saturday, October 8th, 2016, for the Sixth
Los Angeles Anarchist Bookfair at Cielo Galleries!  Please join us as
we relaunch this radical space for discussion and organizing after a
three-year hiatus. This year’s bookfair themes are displacement,
gentrification, and ecological crisis.

As members of the Bookfair Collective, we believe it is critical to
express protest and rebellion against the highly authoritarian
capitalist-State system that by its very nature offers nothing more
than endless war, vast social inequality, and utter ecological ruin.
We seek to promote solidarity and unity among the various struggling
communities of Los Angeles, Southern California, and the occupied
region of the U.S. Southwest.

In light of the ongoing mass-refugee crisis, ever-worsening climate
change, and the profound plight of the global working classes as
juxtaposed with an explosion in the number of billionaires worldwide
and the mirror-image of the international resurgence of the far-Right,
we feel it is necessary to bring this space back as a testament to the
realities and potentialities of popular resistance movements in
Southern California and beyond.

We believe that anarchist ideas and practices retain all their
relevance today, and are indeed more important now than ever before,
especially amidst the depth of imperialist militarism and ecological
destruction for which capitalism is responsible.

How we advance collective counter-power against a system that is
prepared to destroy humanity and nature simply to uphold privilege and
irrationality is our challenge.  We hope you will join us in asking
the questions, finding the answers, and discovering the joy and power
of solidarity in the struggle for the creation of a better world.

You can download applications to present a workshop or be present at
the bookfair as a vendor by accessing our website at
http://la.anarchistbookfair.com. Admission to the bookfair is free of
charge.  We are currently seeking sponsors who wish to support this
year’s fair. We hope to see you on October 8th!

Love and solidarity,

The LA Anarchist Bookfair Collective

=======================================

La Sexta Feria Anarquista del Libro de Los Ángeles – el sábado, 8 de octubre 2016

¡Anuncio para Solicitudes de Presentaciones y Talleres!

La Feria Anarquista del Libro y los Talleres tendrán lugar el 8 de octubre

11 a.m. a 7 p.m.
CIELO Galerias/Estudio
3201 Maple Ave, Los Ángeles, CA 90011

Contacto de Prensa: info@la.anarchistbookfair.com
Sitio web: https://la.anarchistbookfair.com

¡Les pedimos el favor de agendar el sábado 8 de octubre del 2016 para
la Sexta Feria Anarquista del Libro de Los Ángeles en las Galerias
CIELO!  Acompáñenos mientras que reiniciemos este espacio radical para
la discusión y organización tras una pausa de 3 años.  Los temas de la
Feria de este año son desplazamiento, emburguesamiento, y crisis
ecológica.

Siendo integrantes del Colectivo de la Feria Anarquista del Libro,
creemos que es crítico expresar la protesta y rebelión en contra del
sistema autoritario capitalista-estatista que según su propia
naturaleza no nos ofrece nada más que un sinfín de guerras,
desigualdades vastas, y destrucción ecológica.  Nos gustaría promover
la solidaridad y unidad entre las comunidades en lucha de Los Ángeles,
el sur de California, y la región ocupada del sudoeste de EUA.

Tomando en cuenta la crisis masíva de l@s refugiad@s, el cambio
climático que se agudiza, y el aprieto profundo de las clases obreras
del mundo yuxtapuestos con una explosión en el número de
multimillonari@s al nivel mundial y el reflejo del resurgimiento
transnacional de la extrema derecha, nos parece necesario reestablecer
este espacio para dar luz a las realidades y potencialidades de
movimientos populares de resistencia en el sur de California y más
allá.

Estamos ciert@s que las ideas y prácticas anarquistas retienen toda su
relevancia actualmente, y que de hecho son más importante hoy en día
que en cualquier otro momento histórico, en particular entre la
profundidad del militarismo imperialista y la perdición ambiental por
cual el capitalismo está responsable.

La cuestión de cómo avanzar el contrapoder contra un sistema que está
preparado a destruir la humanidad y la naturaleza simplemente por
mantener las relaciones actuales del privilegio y la irracionalidad es
nuestro desafío.  Esperamos que nos puedan acompañar en hacer las
preguntas, hallar las respuestas, y descubrir la alegría y el poder de
la solidaridad en la lucha para la creación de un mundo mejor.

Se pueden descargar las solicitudes para presentar un taller o tener
presencia en la Feria Anarquista del Libro como vendedor accediendo el
sitio web de http://la.anarchistbookfair.com.  Entrar a la Feria es
grátis, aunque estámos buscando patrocinador@s que quieran apoyar el
esfuerzo de la Feria Anarquista del Libro este año.

¡Esperamos verles el 8 de octubre!

Amor y solidaridad,

El Colectivo de la Feria Anarquista del Libro de Los Ángeles

FARJ: “Bakunin, Malatesta y el Debate de la Plataforma”

March 20, 2016

Baku M&M Arshi

Esto es un vínculo a y fragmento de la traducción de “Bakunin, Malatesta y el Debate de la Plataforma,” escrito por integrantes de la Federación Anarquista de Rio de Janeiro (FARJ) y publicado en Anarkismo.  Aunque sí revindicamos y retomamos el argumento en general, denunciamos toda asociación entre la Plataforma y el pensamiento de Michael Schmidt.

“El presente texto – cuyo núcleo fue tomado de la introducción que escribimos para la edición en francés de Anarquismo Social y Organización, de la Federación Anarquista de Rio de Janeiro[1] – tiene por objetivo discutir la cuestión de la organización política específica anarquista, a partir de las contribuciones de Mikhail Bakunin, Errico Malatesta y de la “Plataforma Organizacional de la Unión General de los Anarquistas”, escrita por los militantes articulados en torno a la revisa Dielo Truda, entre los cuales se encontraban Nestor Makhno y Piotr Arshinov.[2]

Por tanto, retomaremos contribuciones de Bakunin y de Malatesta y estableceremos un dialogo entre ellos y la Plataforma, similitudes y diferencias entre los anarquistas que defienden un dualismo organizacional y los bolcheviques, y las aproximaciones de Malatesta con la Síntesis, así como el impacto histórico de la Plataforma, que permitirá elucidar las posiciones que vienen siendo difundidas acerca de ese debate.”

Feria Libertaria del Libro y la Publicación (FLLP 2016) Monterrey

February 24, 2016

Agenda FLLP 2016

El fin de semana que viene, estaré presente en Monterrey para dar dos ponencias en la Feria Libertaria del Libro y la Publicación (FLLP 2016).  El primer será presentar un ensayo conjunto que he escrito con Andrew Smolski y Alexander Reid Ross, “Tierra y Libertad: El Anarquismo y las Alianzas Campesinas-Proletarias en México y Rusia, 1848-1924” (el sábado 5 marzo a las 16:30).  Por otra parte, presentaré la traducción de mi libro Clima, Ecocidio y Revoluciónpublicada por Revuelta Epistémica hace un año, el domingo a las 16h.  Muchas gracias a l@s organizadores de la feria por darme esta oportunidad.  Además estoy contento que voy a estar compartiendo espacio de nuevo con mi compa scott crow.

Next weekend, I will be in Monterrey to give two talks at the Anarchist Bookfair (FLLP 2016).  The first will be to present an essay I have written jointly with Andrew Smolski and Alexander Reid Ross, “Land and Liberty: Anarchism and Campesino-Proletarian Alliances in Mexico and Russia, 1848-1924” (Saturday 5 March at 4:30pm).  Next, I will present the translation of my book, Imperiled Life: Revolution against Climate Catastrophepublished by Revuelta Epistémica a year ago, this on Sunday at 4pm.  Many thanks to the organizers of the bookfair to allow me this opportunity.  I am pleased as well that I will be sharing space again with my comrade scott crow.

Ayotzinapa – A Tribute to the Disappeared/Tributo a los Desaparecidos

September 26, 2015

This is a selection of images from the “Tribute to the Disappeared” art gallery that has just been installed at the Malcolm X and Dr. Betty Shabazz Memorial and Educational Center in New York City to commemorate the one-year anniversary of the forcible disappearance of the 43 students from the Raúl Isidro Burgos Rural Normal School of Ayotzinapa, Guerrero state, Mexico (26 September 2014).  The gallery’s curator, Andrea Arroyo, made a call to artists from around the world, inviting them to express their feelings and solidarity with the disappeared students and their families.  These images are only a few of the sum total Arroyo has collected; the full collection can be viewed on her website, A Tribute to the Disappeared.

The gallery will be present at the Center until October 16; the hours are from 10am to 5pm, Tuesday through Friday.

DSCF0611

DSCF0612

DSCF0613

 DSCF0614

DSCF0615

 DSCF0616

DSCF0617

DSCF0618

DSCF0619

 DSCF0620

DSCF0621

DSCF0624

 DSCF0626

DSCF0628

Varios, “Proyecto Protesta”

July 25, 2015


“Protesta es tu derecho
Pero más que eso
Es tu obligación […]

Protesta es la conciencia colectiva que despierta
Protesta es la marea humana que se manifesta […]

Que no hay bondad en ningún gobierno
Sólo creo en la organización real del pueblo
En l@s que van más allá del establecido […]”

New Prologue to Imperiled Life: 2015 Update

May 5, 2015
@Santi Mazatl (Justseeds)

@Santi Mazatl (Justseeds)

This is the translation of the new prologue written for the Spanish translation of Imperiled Life: Revolution against Climate Catastrophe (IAS/AK Press, 2012), entitled Clima, Ecocidio y Revolución, which has just been published by Bloque Libertario/Revuelta Epistémica in Mexico City.

Published originally on the Institute for Anarchist Studies (IAS) website, 5 May 2015

“The revolution is for the sake of life, not death.”1
– Herbert Marcuse, The Aesthetic Dimension

I am very glad that this translation is being published in Spanish. It is important that critical writings be shared. Given that Imperiled Life came out nearly three years ago, I see it as necessary here to provide a brief update of some of the most important events that have taken place in these years, particularly with regard to environmental questions—as well as to reflect on the present status of anti-systemic social movements and to make some recommendations for eco-anarchist strategy and praxis.

It is clear that the magnitude of climate change has not diminished, let alone stopped, in the past three years. Instead, it has accelerated at an alarming rate. Both NASA and the National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) have confirmed that 2014 was the hottest year for planet Earth since official records began at the end of the eighteenth century.2 In terms of average global temperatures, the months of May, June, and August 2014 broke all the previous records.3 In point of fact, the climatologist Don Wuebbles says that last year could have been the hottest year of the last five millennia, while a study published in Science in March 2013 shows us that average global temperatures are at present higher than 90% of those experienced during the entirety of the Holocene geological er. The Holocene began 12,000 years ago, when temperatures stabilized so as to allow for the development of agriculture and the misnomer “civilization.”4 Welcome, then, to the Anthropocene.

Given such an insane context, it should come as little surprise to consider that during the very warm winter of 2014, an entirely unprecedented amount of melting was experienced in Alaska—the result of a temperature spike of between 15 and 20°C (27-36°F) higher than the averages observed for this time of the year at the end of the twentieth century. Similarly, it should be noted that, at the beginning of 2013, the Australian Meteorological Institute saw it necessary to add a new color to its heat-index so as to depict the new temperature extremes raging at that time in the interior of the continent, which reached 54°C (129°F).5 What is more, the Amazon region is currently suffering its worst drought in the past century, the fatal result of global warming in combination with the mass-deforestation of the tropical rainforest.6 At the end of 2013, the Philippines was confronted with the strongest typhoon observed in history, leading to the death of 1,200 people.7 Beyond this, the latest biological data show a decline of a full half of terrestrial animal populations since 1970, and further that 41% of amphibians, 26% of mammals, 13% of birds, and one-fourth of marine species are at immediate risk of extinction.8 As Elizabeth Kolbert details in her eponymous 2014 work, we find ourselves fully immersed within the Sixth Mass Extinction.9

Increasingly more scientists are communicating to us openly about the profound gravity of the environmental crisis. During the forum on “Environment and Alternatives” that took place at the National Autonomous University of Mexico (UNAM) in June 2014, several experts from this institution concluded in unison that the ongoing destruction of the biosphere puts at risk the very existence of humanity, whereas two independent studies published in Science and Anthropocene Review in January 2015 warned that the present rate of environmental degradation imperils complex life on the planet.10  In this sense, the British economist Nicholas Stern, the famous author of the 2006 Stern Report, declared at the start of 2013 that he should have been more direct about the risks that humanity and nature run due to climate catastrophe.11 For its own part, the Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC) shows in its July 2014 report on the supposed “mitigation” of the climate crisis that the rate of emissions of carbon dioxide has burgeoned in recent decades: while said emissions expanded by 1.3% annually from 1970 to 2000, they increased by 2.2% each year during the first decade of the new millennium, leading to a disturbing annual increase of 3% in the most recent data, for 2010 and 2011.12 What is more, in early 2015, after having evaluated the twin threats of nuclear war and environmental crisis as it does every year, the association of atomic scientists which has run the “Doomsday Clock” since 1947 reported that it believed humanity to have only three minutes left before midnight: that is to say, before annihilation. This new symbolic revision of the time indicates that, in the analysis of these scientists, the present moment is the gravest moment since 1983, when there existed a serious risk that Ronald Reagan would initiate a nuclear attack against the Soviet Union.13

t should thus be very clear that capital and authority have no solution for the climate or environmental crises, nor for the multidimensional crisis that is comprised of the political, economic, social, and cultural spheres, beyond the ecological. The Conference of Parties (COP) to the United Nations Framework Convention on Climate Change (UNFCCC) has since 2012 demonstrated its clear nature: to dawdle and babble on aimlessly amidst such an absolutely severe situation. In 2012 itself, the member-nations met in Doha for COP18, being for this reason the guests of the emir of Qatar. It is emblematic of the farcical nature of the COP that the Qatari emir, together with Saudi Arabia, Kuwait, and the USA, has supported Islamist rebels in Syria that later would form the very basis of the Wahhabi forces of Islamic State (ISIS), and that thousands of migrant workers have lost their lives in recent years in this Gulf kingdom, where gargantuan buildings are constructed, as is evident in the case of the Qatar Foundation Stadium, which is to house the 2022 World Cup.14 As was seen in the experience of this COP in Doha, as well as during COP17 in Durban, South Africa (2011), all the recent UN conferences have left us with utter unreason: in Qatar, the member-nations effectively allowed the Kyoto Protocol to expire, while in terms of COP19 in Warsaw, Poland, nearly 30% of the world’s governments failed to even send ministerial representations.15 The most recent conference in Lima, Peru—COP20—appears to have been little more than preparation for the next meeting, to be held in Paris at the end of this year, where it is to be imagined that international conflicts will surge between the European Union and many Southern countries against the United States, which under the Obama administration has systematically ignored international law in favor of neoliberal deregulation and the false alternative of a “voluntary” climatic regime on the global level.16 In parallel terms, true authoritarianism was seen emanating from the “Citizens’ Revolution” of Rafael Correa during COP20, when several members of the Climate Caravan through Latin America were arrested for having expressed their opposition to the State’s plan to open the Yasuní National Park to oil drilling by Chinese capital.17 With regard to the bilateral accord signed between China and the U.S. at the end of 2014, it is clear that this agreement certainly would not limit the average-global temperature increase to 2°C higher than the average global temperatures which prevailed during preindustrial human history—with this being the level that is said to the “upper limit” before the triggering of a truly global suicide, though even this assessment might be overly optimistic—even if such minimal changes were observed in reality.18  Given the present trajectory of economic expansion that is foreseen for both the People’s Republic of China and the U.S., the chance that such demands would be observed is rather slim.

In light of the gravity of the present situation, we must not resign ourselves to the facts at hand—for, if there is no global social revolution in the near term, there would seem to be no future for the life of humanity and the rest of nature. There exist several historical and contemporary examples of how to mobilize so as to promote and carry out profound changes in society. I agree with Peter Stanchev in holding the neo-Zapatista movement in Chiapas and the anarchistic experiment of the Kurds in Rojava to be stars that illuminate our path toward the possible anti-capitalist, feminist, and ecological future.19  In reflecting on the proposals set forth by the Mexican anarchists Ricardo Flores Magón and Práxedis G. Guerrero a century ago, it is elemental to affirm the place of direct action as a means of achieving social equality and climate justice.20 I would like to call special attention to the proposal made by the Environmental Union Caucus of the International Workers of the World (IWW EUC) for an ecological general strike, which shares many commonalities with the concept of climate Satyagraha that has been advanced by Ecosocialist Horizons.21 In both cases, the idea is that the masses of associated people express their “truth-force” by intervening and interrupting the functioning of the global machine of production and death while they also develop an inclusive, participatory, and liberatory counter-power—a global confederation of humanity instituting ecological self-management.

The question for the moment, then, is how to contribute to the flowering of this global people’s uprising toward happiness, liberation, and Eros, in the words of George Katsiaficas.22 I will leave the final word for the slogan thought up by B. R. Ambedkar, the twentieth-century Dalit social critic: “Educate! Agitate! Organize!”

1 Herbert Marcuse, The Aesthetic Dimension (Boston: Beacon Press, 1978), 56.

2 Suzanne Goldenberg, “2014 officially the hottest year on record,” The Guardian, 16 January 2015.

3 John Vidal, “August was hottest on record worldwide, says Nasa,” The Guardian, 16 September 2014.

4 Goldenberg; Shaun A. Marcott et al., “A Reconstruction of Regional and Global Temperatures for the Past 11,300 Years,” Science, 8 March 2013. Available online: http://www.sciencemag.org/content/339/6124/1198.abstract.

5 Robert Scribbler, “Arctic Heat Wave Sets off Hottest Ever Winter-Time Temperatures, Major Melt, Disasters for Coastal and Interior Alaska,” 28 January 2014. Available online: https://robertscribbler.wordpress.com/2014/01/28/arctic-heat-wave-sets-off-hottest-ever-winter-time-temperatures-major-melt-disasters-for-coastal-and-interior-alaska. Jon Queally, “Burning ‘Deep Purple’: Australia So Hot New Color Added to Index,” Common Dreams, 8 January 2013.

6 Jonathan Watts, “Brazil’s worst drought in history prompts protests and blackouts,” The Guardian, 23 January 2015; Manuel Mogato, “Typhoon kills at least 1,200 in Philippines: Red Cross,” Reuters, 9 November 2013.

7 Jonathan Watts, “Brazil’s worst drought in history prompts protests and blackouts,” The Guardian, 23 January 2015; Manuel Mogato, “Typhoon kills at least 1,200 in Philippines: Red Cross,” Reuters, 9 November 2013.

8 Damian Carrington, “Earth has lost half its wildlife in the past 40 years, says WWF,” The Guardian, 29 September 2014; Robin McKie, “Earth faces ‘sixth extinction’ with 41% of amphibians set to go the way of the dodo,” The Guardian, 13 December 2014; Tom Bawden, “A quarter of the world’s marine species in danger of extinction,” The Independent, 30 January 2015.

9 Elizabeth Kolbert, The Sixth Extinction: An Unnatural History (New York: Henry Holt, 2014).

10 Emir Olivares Alonso, “El planeta ante un crisis que pone en riesgo la humanidad,” La Jornada, 4 June 2014; Oliver Milman, “Rate of environmental degradation puts life on Earth at risk, say scientists,” The Guardian, 15 January 2015.

11 Heather Stewart, “Nicholas Stern: ‘I got it wrong on climate change,’” The Guardian, 26 January 2013.

12 Suzanne Goldenberg, “UN: rate of emissions growth nearly doubled in first decade of 21st century,” The Guardian, 11 April 2014.

13 Tom Bawden, “Doomsday clock: We are closer to doom than at any time since the Cold War, say scientists,” The Independent, 22 January 2015.

14 Josh Rogin, “America’s Allies Are Funding ISIS,” The Daily Beast, 14 June 2014; Owen Gibson and Pete Pattisson, “Death toll among Qatar’s 2022 World Cup workers revealed,” The Guardian, 23 December 2014.

15 Sophie Yeo, “Warsaw climate talks: nearly 3 in 10 countries not sending ministers,” The Guardian, 13 November 2013.

16 John Vidal, “Is the Lima deal a travesty of global climate justice?” The Guardian, 15 December 2014.

17 Red Contra la Represión, “Libertad a Cristian Rosendahl Guerrero y contra las agresiones a la Caravana Climatica,” Enlace Zapatista, 14 December 2014; David Hill, “Ecuador pursued China oil deal while pledging to protect Yasuni, papers show,” The Guardian, 19 February 2014.

18 Ibid.

19 Peter Stanchev, “From Chiapas to Rojava—more than just coincidences,” Kurdish Question, 6 February 2015.

20 Claudio Lomnitz, The Return of Comrade Ricardo Flores Magón (New York: Zone Books, 2014); Práxedis G. Guerrero, Artículos literarios y de combate: pensamientos; crónicas revolucionarias, etc. Placer Armado Ediciones, 2012 (1924), 28.

21 Elliott Hughes and Steve Ongerth, “Towards an Ecological General Strike: the Earth Day to May Day Assembly and Days of Direct Action,” IWW Environmental Unionism Caucus, 30 March 2014. Available online:

http://ecology.iww.org/node/391. “Call for Climate Satyagraha!” Ecosocialist Horizons, 3 November 2014. Available online:

http://ecosocialisthorizons.com/2014/11/call-for-climate-satyagraha.

22 George Katsiaficas, “Toward a Global People’s Uprising” (2009). Available online: http://www.eroseffect.com/spanish/levantamiento_global.htm.

Publicación de Clima, Ecocidio y Revolución con Bloque Libertario/Revuelta Epistémica en México

May 3, 2015

CER portada

Durante la Sexta Feria Anarquista del Libro en México Distrito Federal que tuvo lugar el 25 y 26 de abril, salió a la luz pública la traducción al castellano de mi primer libro, Clima, Ecocidio y Revolución, que originalmente llevaba el título de Imperiled Life: Revolution against Climate Catastrophe (Institute for Anarchist Studies/AK Press, 2012).  Gracias a la colaboración de mi madre, quien tradujo el texto, y la voluntad de los compañer@s integrantes de Bloque Libertario y la casa editorial Revuelta Epistémica de publicar la obra, ya está disponible para l@s lectores hispanoparlantes.  La obra se puede pedir a través del sitio web de Bloque Libertario/Revuelta Epistémica.  Cuesta $60 pesos mexicanos el ejemplar.

El texto es casi lo mismo que el original, aunque incluye un prólogo nuevo que actualiza la situación ambiental y climatológica en el mundo, cubriendo los tres años que han transcurrido desde la fecha original de publicación.  A continuación, el resumen:

Clima, Ecocidio y Revolución sintetiza los avisos alarmantes procedentes tanto a partir de los análisis de l@s climatolog@s como acerca del estado actual de nuestro planeta Tierra que indican las consecuencias potencialmente terminales del cambio climático que el capitalismo ha impulsado hasta ahora.  A pesar de ello, esta obra reivindica la posibilidad de una salida de emergencia.  En su contemplación de este fenómeno catastrófico en sus vertientes climatológicas, políticas y sociales, Javier Sethness Castro promueve el cambio de nuestra trayectoria historica por medio del pensamiento crítico, y ofrece una visión regeneradora que se inspira en las tradiciones intelectuales ácratas.

“Clima, Ecocidio y Revolución es una disección rabiosa y urgente del sistema económico omnívoro actual, que despiadadamente está conviertiendo el planeta Tierra en un campo de aniquilación.”

— Jeffrey St. Clair, redactor de Counterpunch y de Caso Perdido: Barack Obama y la Política de Ilusión

“Contra el Capital, la Autoridad y la Iglesia”

March 27, 2015

Sobre la vida y la muerte del compañero Ricardo Flores Magón

Esta es la segunda parte de una entrevista a Claudio Lomnitz acerca de su libro, El Retorno del Compañero Ricardo Flores Magón (The Return of Comrade Ricardo Flores Magón, Zone Books, 2014). Traducción elaborada por el entrevistador y revisada por María A. Castro.  Publicada en linea en Portal Libertario OACA y Bloque Libertario.


Para continuar con el tema de la última pregunta de la primera parte de nuestra conversación sobre las relaciones profundamente románticas, tanto platónicas como sexuales, que se desarrollaron entre las figuras centrales de la Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano (PLM) y l@s más cercanos a ell@s, ¿qué papeles jugaron el arte y la belleza en este movimiento? En su capítulo sobre la época bohemia de Magón, “La Bohème,” Ud. observa que la sensibilidad estética estaba íntimamente asociada a la sensibilidad humanista y revolucionaria que sentían l@s militantes que formaban parte de este grupo. De hecho, tal conexión filosófica entre el arte y la revolución social ha sido identificada por Herbert Marcuse y Albert Camus y a G. W. F. Hegel se le conoce por la idea de que el heroismo estético se ve en la responsabilidad en la causa de cambiar el mundo.

Aunque sería difícil responder a tal tipo de pregunta en términos del movimiento en general, dadas las variedades entre sus integrantes, se puede decir que el movimiento en general dependía críticamente de la lectura y la escritura, siendo la belleza una razón fundamental para ganar acceso a la alfabetización. Ricardo era muy explícito en sus cartas en cuanto a la importancia de la palabra, del conversar y del pensar. El insistía que era la conciencia y no la violencia la que verdaderamente llevó a cabo la Revolución, aunque hubo mucho más que la cuestión de la propia revolución. En primer lugar, los contenidos de Regeneración y The Border (La Frontera) incluían mucho arte y belleza y se daba énfasis a la poesía, por ejemplo, además de existir un gran interés en el arte gráfico así como en el reconocimiento de autores y obras literarias. Este énfasis también era crítico en el desarrollo de las afinidades interpersonales, las cuales eran un factor indispensable en la vida social del militante, como vimos en cuanto al amor. 

Había asimismo un principio filosófico involucrado en todo esto, expresado en la idea de que el movimiento sentía que las formas contemporáneas de explotación y opresión estaban degradando a los seres humanos del mundo, y que la belleza era clave para la vocación humana. Para poner un ejemplo, en una carta que escribió desde Leavenworth a Ellen White, Ricardo dijo que “No pude evitar reirme un poco—sólo un poco—pensando en tu inocencia. Tú dices que es supérfluo que yo hable de la Belleza, y lo dices cuando es la Belleza aquéllo que yo amo más que nada.” En términos más filosóficos, y otra vez desde Leavenworth, Ricardo escribió al activista socialista Winnie Branstetter que la humanidad “ha violado la Belleza. Siendo el animal más inteligente, y el más favorecido por la Naturaleza, la [humanidad] ha vivido en la suciedad moral y material.”

Diría que la belleza y el arte eran realidades claves en la formación política de l@s militantes, en la socialización del movimiento, en la definición de las metas del movimiento, en la formación de las afinidades espirituales entre desconocid@s que podían entonces apoyarse el un@ al otr@ de manera espontánea, y en la actitud filosófica que les impulsaba a l@s individu@s a rebelarse en contra de la situación que, en caso contrario, se podría haber naturalizado. Esa es una de las razones por las cuales vemos que vari@s militantes importantes crearon obras artísticas en diferentes periodos de sus vidas. En ciertos casos—como el de Práxedis Guerrero, Juan Sarabia o Santiago de la Hoz, por ejemplo—la poesía se creó en el momento cumbre de sus vidas como organizadores políticos. En otros casos—siendo ésta la dinámica de las obras de teatro de Ricardo—la vuelta hacia la producción artística llega a ser un espacio alternativo hacia la militancia y a organización comunal, en un momento histórico en que la eficacia política a través de la lucha armada revolucionaria había decaido de manera significativa. Pero hablando en general, sí es verdad que vari@s militantes escribían poesía o buscaban formas de expresión artística, incluso para atraer a amantes potenciales.

Para l@s que están más familiarizados con una narrativa reduccionista de la Revolución Mexicana (1910-1920) que da prioridad a la Campaña Anti-Reeleccionista del terrateniente reformista Francisco I. Madero—o, al mínimo, a la oposición maderista inicial a la elección que Díaz había hecho para su vicepresidente en los comicios previstos para el año 1910—podría resultar sorprendente considerar que el PLM organizó varias revueltas armadas en la región fronteriza antes de la Revolución, con la esperanza de catalizar una insurrección popular general en México. La primera revuelta tuvo lugar en 1906, la segunda en 1908, y la tercera siendo todavía la Revolución muy joven, en diciembre del 1910, e igual en Baja California durante el primer semestre de 1911. La revuelta armada más ambiciosa fue la primera, siendo organizada para coincidir con el Día de la Independencia en septiembre del 1906 y con las figuras centrales de la Junta Organizadora en participación activa. La idea era asaltar e invadir tres ciudades mexicanas importantes en la frontera: Ciudad Juárez, Nogales y Jiménez. Lamentablemente, los esfuerzos de la red transnacional de espías causaron que fallara la insurrección, y parte de la Junta fue detenida, mientras que la otra parte se escapó. Desde entonces, Díaz decidió dejar que el Estado estadunidense procesara a los revoltosos por haber violado las leyes de neutralidad que se habían establecido durante la Guerra entre España y EUA, a cambio de la no-intervención del dictador mexicano en ese conflicto. Este fue el cargo por el que Magón y sus camaradas fueron encarcelados de nuevo en 1907 por tres años, castigo por la revuelta que habían planificado. La revuelta de 1908, que consistió en un ataque en contra de Las Palomas, Chihuahua, liderado por Práxedis Guerrero y Francisco Manrique mientras los demás integrantes de la Junta Organizadora estaban encarcelados, parece haber sido desaconsejable, y lo mismo tal vez se podría decir de la revuelta de diciembre del 1910 en la que el mismo Práxedis murió.

Además, tomando en cuenta esta nueva encarcelación de varios de los integrantes claves de la Junta Organizadora, el PLM parecer haber sido eclipsado, en los años antes de la Revolución, por el Maderismo, sistema que proveía un alternativa más incrementalista, familiar y complaciente que la que avanzaba el PLM: Francisco I. Madero (“Don Panchito”) representaba “el Estado de Derecho” y la reforma burguesa-democrática, mientras Magón recalcaba la acción directa, la redistribución de las tierras, la expropriación, y la autoemancipación proletaria. Ud. nos cuenta la historia fascinante en la que Madero se aproximó a Magón para ofrecerle la posición de vicepresidente a su lado—siendo ésta una propuesta que Magón rechazó inmediatamente. Entonces, Ud. nos enseña como fue que Madero se apropió del Ejército Federal de Díaz para regular y vencer las fuerzas Liberales que habían tomado Mexicali y Tijuana en los meses antes de la caída de Díaz en 1911, y después que él activó las relaciones diplomáticas con EUA para exigir que la Junta y varios comandantes del PLM fueran encarcelados de nuevo, tras el repudio de Magón hacia Madero, ¡a no ser que Madero hubiera pedido y recibido apoyo militar a los Liberales en un acto de buena fe hasta ese punto en la Revolución! En este sentido, la traición oportunista de Madero claramente demuestra su compromiso al practicar un arte de gobernar autoritario y Weberiano, y puede explicar la razón por la cual Regeneración llegó a considerarle un “dictador,” un “segundo Porfirio Díaz,” y un “dueño de esclav@s.” ¿Podría Ud. hablar más acerca de los varios dilemas con los cuales el PLM se enfrentó en la fase inicial de la Revolución? Ud. plantea que, tras su división con Madero, el PLM se convirtió en una corriente más marginal en el proceso revolucionario, aunque se pudo liberar para expresar su filosofia ácrata abiertamente. ¿Podría haber sido diferente?

Lo hipotético siempre es difícil. La gente siempre va a debatir si Ricardo se equivocó o no al rebelarse en contra de Madero. Por lo menos, y desde una perspectiva política, su sentido del tiempo no fue aconsejable. Ricardo pronunció que Madero era un traidor mientras que la revuelta en contra de Díaz todavía estaba ardiendo. Esta posición abrió al grupo la acusación de que sus integrantes eran traidores financiados por los científicos y de que hacían trabajo sucio para Diaz. Varios auténticos revolucionarios lo sintieron así, entre ellos simpatizantes anteriores del PLM, como Esteban Baca Calderón y Manuel Diéguez, del caso de Cananea. Puede ser que Ricardo creyera que perdería la confianza si apoyaba a Madero y después se rebelaba en contra de él una vez llegado al poder. No es fácil decirlo con precisión. Pero sí es claro que la Junta bajo el liderazgo de Ricardo carecía de un estrategista militar, y que su posición con relación a Madero, y después con Huerta, Carranza, Villa, y los demás, vulneraba el liderazgo militar que sí tenía en México, dado que siempre necesitaban alianzas. Estas alianzas hicieron posible que la Junta de Los Ángeles considerara a los comandantes PLMistas como traidores. En este sentido, la decisión de Magón en cuanto a Madero aseguró una derrota militar rápida, y quizá también causó una influencia ideológica más amplia y duradera.

Para Magón, la lucha armada era indudablemente una táctica importante, pero considerando su opinión de que el dominio contrarevolucionario se concentraba en la hidra de tres cabezas fatales—el capital, el Estado y el clero—la revolución social, según él, se extendía más alla de la insurrección, y de ahí su idea de que el esfuerzo intelectual de agitación se tenía que mantener para inspirar las acciones militantes directas, tal como se ve en los ejemplares de Regeneración. La decisión de Magón tras el fracaso de 1906 y la encarcelación de ciertos integrantes de la Junta para prevenir que su hermano Enrique participara en la revuelta de 1908 y a partir de allí para asegurar la protección de la integridad física de los intelectuales del PLM provocó un conflicto con Práxedis, quien—a lo mejor de manera más verdaderamente ácrata—sentía que no podía pedir a otr@s que arriesgaran sus vidas en la revuelta armada sin hacer él lo mismo. El joven militante de veintiocho anos murió en la revuelta de diciembre de 1910 en observación de este credo, expiando su culpa por haber sobrevivido a Manrique, quien murió en la revuelta de 1908, siendo éste un caso paralelo al del Subcomandante Pedro del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), quien cayó en la insurrección neozapatista de enero del 1994.

Dada esta diferencia de opinión acerca de la relación entre la teoría y la práctica, Ud. pone de relieve que Práxedis tenía más dudas que Magón en cuanto al uso del odio en la lucha revolucionaria. El dijo en algunos de sus últimos artículos en Regeneración que “sin odio se pueden aniquilar los despotismos,” y que “Vamos a la lucha violenta sin hacer de ella el ideal nuestro, sin soñar en la ejecución de los tiranos como suprema victoria de la justicia. Nuestra violencia no es justicia: es simplemente necesidad.” ¿Y cómo veía Magón el odio? Me gustaría añadir que su presentación de la supuesta falta de comprensión juvenil que le faltaba a Práxedis del “valor de la supervivencia,” corre el riesgo de reflejar un sentido discriminatorio por edad. ¿Cómo ve la acusación?

Tu acusación de “discriminación por edad” en contra de mí probablemente tiene razón. No lo había considerado en ese sentido, pero sí hay un tipo de identificación paterna con respecto a la simpatía que siento en referencia al intento de Ricardo de prevenir que Práxedis fuera a la guerra.

Pero de todas maneras, también es verdad que siento más simpatía por Práxedis que por Ricardo en cuanto a la cuestión del odio. Varios de sus ataques en contra de sus enemig@s, y en contra de sus compañer@s a l@s que llegó a ver como enemig@s, son verdaderamente horripilantes. Se puede comprender la razón por la cual Ricardo odía si se contemplan las numerosas dificultades y sacrificios que él experimentó en la vida, pero eso no hace que su actitud fuera atractiva. Ricardo tenía varias virtudes, pero su promoción del odio no se puede incluir aquí. En cambio, Práxedis tenía más conciencia de este problema, y una de las cosas más bellas de Práxedis es que el escribía sus pensamientos acerca de esta cuestión, y los publicaba en Regeneración.

El odio que Ricardo sentía también tenía que ver con su perspectiva histórica, no sólo con el rencor. Él estaba convencido que vivía en el inicio de la revolución mundial, y no era el único que tenía esa opinión, especialmente tras el comienzo de la Primera Guerra Mundial. En cierto sentido, esta consideración podría justificar hasta cierto punto los contínuos llamamientos que Ricardo hacía por la violencia e incluso por los asesinatos, pero tengo que decir que esta parte de la vida de Ricardo es para mí una de las más problemáticas. Se ven los efectos negativos que tuvo esta orientación tanto en las relaciones interpersonales entre Ricardo y algunas de las personas a quienes él consideraba más confiables, como en la decaida de apoyo a la Revolución por un pueblo que estaba agotado por tanta violencia incesante. Esta fue una de las cosas que Ricardo no vivió directamente, pero esta cuestión es muy relevante para poder comprender lo que Enrique y otr@s Liberales experimentaron cuando volvieron a México tras la Revolución.

Durante el desarrollo de la fase inicial de la Revolución y mientras más integrantes del PLM decidieron juntarse a Madero, la red transnacional que apoyaba la “Causa Mexicana” empezó a deteriorarse, como Ud. nos dice—en parte como respuesta a la agresividad virulenta que Ricardo expresaba hacia varios ex-compañer@s que abandonaron el Liberalismo por Madero. Un componente clave de tal actitud impropia entre camaradas tuvo que ver con el prejuicio evidente que Ricardo tenía en contra de la gente LGBTQ. Él expresó su ira de manera particular en contra de la lesbiana Juana B. Gutiérrez de Mendoza, cuando reveló su homosexualidad públicamente tras su deserción, presentándola como alguien “degenerada” que estaba involucrada en una “lucha contra la Naturaleza.” Igual ocurrió en el caso de Antonio I. Villarreal, quien dejó la Junta Organizadora para unirse al maderismo, y después fue acusado de haber tenido relaciones sexuales con cierto peluquero. A pesar de la “traición” de Gutiérrez de Mendoza, hay que clarificar que ella ayudó a Zapata a escribir el Plan de Ayala (1911/1914) tras su desilusión con el reformismo maderista, mientras que Villarreal el socialista sirvió bajo Madero y en cambio fue nombrado coronel antes de que él fundara una versión en la Ciudad de México de Regeneración (que Magón consideraba “Degeneración” o “Regeneración burguesa”), y luego acusara a Ricardo de haberse vendido.

Sin duda, las “acusaciones” de homosexualidad que Magón perseguía se afiliaron con el conocimiento popular del “Escándalo de los ’41,” operación policiaca en contra de un baile de la clase alta en la Ciudad de México en 1901, evento que resultó en la detención de 41 muchachos que estaban bailando el un@ con el otr@, la mitad vestidos de mujer. La implicación fue que la clase dominante del Porfiriato era afeminada, emasculada y “degenerada,” y que lo que se necesitaba era la regeneración masculina, masculinizando una regeneración ¡patriarcal! Lamentablemente, y con relación al momento actual, una dinámica de tono similar parece operar ahora en Mexico, en relación al Presidente Enrique Peña Nieto y Manuel Velasco Coello, Gobernador del Estado de Chiapas. No hay duda que estos priístas son tiranos, pero se conoce que una corriente entre la oposición en contra de ellos se expresa en términos tales como “putos” putativos, casi en estilo magonista. A partir de esto surgen varias preguntas. En primer lugar, ¿hasta qué punto se reflejaban los prejuicios de la sociedad mexicana en la homofobía de Ricardo? Es evidente que este prejuicio viola la filosofía militante y anti-autoritaria del PLM, siendo si no profundamente transgresiva, dado que sus adherentes “se enfrentaban con el status quo e intentaban crear una alternativa frente a ello.” Otra cosa es preguntarle, ¿cuánto es que Ud. cree que la sociedad mexicana ha avanzado, en términos de la diversidad sexual y de género en el siglo que ha pasado desde la Revolución?

Con toda probabilidad, sería imposible evaluar la profundidad o el alcance de la “homofobía” durante la epoca de Magon. Ese término ni existía en ese entonces, y como Carlos Monsivais ha observado, el “Escándalo de los ’41” fue el primer escándalo homosexual en México (1901). Así que mi respuesta a la primera parte de tu pregunta es tentativa, pero aquí va: Tengo la impresión que Ricardo era más intensamente “homofóbico” que vari@s de sus contemporane@s, y creo que así era por dos razones. La primera tiene que ver con la idea de regeneración en sí— idea que dependía de la perspectiva de que México estaba postrado, humillado, esclavizado, etc. Todas estas ideas minaban la virilidad, lo cual era un valor clave en el movimiento. Esta dinámica no necesariamente lleva al pánico homosexual, pero sí puede contribuir al mismo. Creo que en el caso de Ricardo, sí contribuyó.

Un segundo factor, en mi opinion, fue la gran cantidad de tiempo que Ricardo estuvo encarcelado. Las relaciones homosexuales eran muy comunes en la cárcel, y eso se sabía bien en Mexico. Carlos Roumagnac, el principal criminólogo mexicano, publicó un estudio de “tipos criminales” basado en entrevistas de gran duración en la Prisión de Belem—donde Ricardo había estado internado—y concluyó que casi todos los encarcelados tenían relaciones sexuales entre sí. Los cuentos que contó Antonio Villarreal acerca de las experiencias de la Junta en la prisión federal en Arizona se enfocaban asimismo en esta cuestión. Es posible que Ricardo desarrollara una aversión a los avances sexuales que había experimentado en la cárcel, o tal vez existíera para él un enlace entre la homosexualidad y la debilidad, o también es posible que él fuera homosexual, y que le horrorizara la posibilidad de que su homosexualidad se desvelara. No se puede decir nada definitivo a partir de los documentos históricos, pero creo que se puede decir que sus experiencias en la cárcel fueron relevantes.

Por último, el tercer factor es la utilidad política de la acusación. En la prensa, Ricardo era constantemente atacado, y el solía utilizar cualquier cosa que pudiera para profanar a sus enemig@s. La acusación de homosexualidad le era útil, y él la utilizaba. Diría que no sólo la utilizaba, sino que se satisfacía haciéndolo.

En cuanto a la situación de México en la actualidad, yo diría que la sociedad mexicana ha experimentado transformaciones tremendas en términos de género y relaciones sexuales—tremendas. Aún durante el curso de mi vida, ni hablar de lo que estaba pasando durante el Porfiriato. Ahora si, las ideas de la conspiración homosexual, en particular entre la élite, como las teorías conspiratorias antisemíticas, todavía son comunes. En este sentido, Ricardo era mucho menos pernicioso que algunos teoristas de conspiración contemporáneos, dado que él no creía que México estaba bajo el control de un círculo gay. Creo que el hecho de que Ricardo en general era antinacionalista le conservó en cuanto a las teorias de conspiracion de las cuales hablas—las que dicen que la gente es pura, pero que sus explotadores son una camarilla de malditos perversos. La homofobía de Ricardo se dirigía hacia las personas que él consideraba traidoras, pero ést@s según él habian traicionado una Causa en vez de una nación “pura.”

Dado, como dice Ud., que la revolución ácrata es “la revolución más radical que la Ilustración ha engendrado,” siento curiosidad por saber si Ud. tendría algún comentario acerca de la influencia que el posmodernismo y el posestructuralismo han tenido en la tradición ácrata en las ultimas décadas, como se ve por ejemplo en la propuesta para un “anarquismo posestructuralista.” Como sabrá Ud., ambas escuelas rechazan la Ilustración.

No conozco estas tendencias bien, en cuanto a las posibilidades de hacer tal comentario, aunque creo que hay buenas razones por las cuales el posmodernismo y el posestructuralismo tendrían un interés serio en el anarquismo. Para ilustrar, la crítica del Michel Foucault en cuanto al Estado y la soberanía fácilmente podría resultar en la exploración del anarquismo como espacio político alternativo. Además, el rechazo del posmodernismo hacia el grand récit del progreso podría proveer un amplio espacio para la valoración de l@s campesin@s, l@s artesan@s, y los modos de vida que se diferencian del antiguo romance marxista con el proletariado industrial. Esas conexiones siempre fueron muy importante para l@s ácratas, ya que ell@s no tenían el compromiso de despojar a l@s campesin@s y transformarl@s en mano de obra industrial.

Cuando digo que el anarquismo ha sido la corriente más radical de la Ilustración, quiero resaltar la consigna “Libertad, Igualdad y Fraternidad [o Solidaridad].” Estas palabras tuvieron una gran influencia, una influencia máxima.

De manera crítica, Ud. menciona que el vegetarianismo era una práctica social innovadora que algun@s integrantes del PLM y l@s estadunidenses que apoyaban la Causa Mexicana adoptaron: es decir, Práxedis Guerrero y Elizabeth Trowbridge. Es de presumir, como escribe Ud., que l@s dos se convirtieron en vegetariani@s para afirmar su amor hacia los animales y repudiar la crueldad y sufrimiento impuestos sin necesidad hacia estos seres, de manera que su rechazo de la injusticia social entre los seres humanos se extendió hacia la esfera de los otros animales y de la naturaleza. Tal vez en esto les habrían influido los ejemplos del ácrata-pacifista Lev Tolstoy y Élisée Reclus, el Communard vegetariano,” algo que también se reflejaba en las sociedades vegetarianas que surgieron durante la revolución social de l@s ácratas españoles, además de entre l@s ácratas-vegetarian@s del movimiento Sarvodaya en India y Sri Lanka.1 Como paralelo a la pregunta que trataba de la emancipación LGBTQ, ¿hasta qué punto ve Ud. progreso o regresión en cuanto a la lucha por los derechos de los animales y su liberación en el momento actual?

Sí, a tu comentario acerca de Tolstoy y Reclus. Creo que la cuestión de los animales y sus derechos es una señal de progreso profundo, y que hoy se extiende mucho más que en la época de Elizabeth y Práxedis, dado que los problemas ambientales y nuestra responsabilidad como sujetos no simplemente de la historia humana, sino de la historia del planeta, actualmente son de un orden distinto al que existía anteriormente. Recuerda que la Revolución Mexicana tuvo lugar antes de que se desarrollaran las bombas átomicas y la energía nuclear. El sentido de que los seres humanos de verdad podían destruir el planeta entero todavía no existía, aunque las ideas de conservar el medio ambiente y oponerse a su destrucción ya existían. Frances Noel, uno de l@s estadunidenses radicales sobre quien escribo, fue un ambientalista que apoyaba la política de conservación en California. Hablando en términos más generales, las cuestiones de salud, aire puro, y medio ambiente formaban parte del discurso entonces no solamente de l@s higienistas y eugenistas, sino que también de l@s organizadores de la clase obrera y l@s reformistas urbanistas. Así que no quiero decir que no existiera el ambientalismo en esa época, sólo que era diferente. Hoy en día, la lucha ambiental tiene una máxima prioridad, mientras que entonces no era así. Esta dinámica causa que el vegetarianismo de un Práxedis o una Elizabeth resulte mucho más interesante, relevante y atractivo actualmente.

Pasando a la consideración de la campaña militar en Baja California (1911)—la lucha armada del PLM más conocida, aunque parece haber sido más un fiasco que una revolución exitosa—Ud. habla de varias problematicas: por ejemplo, que solo un 10 por cien de los insurrectos que “liberaron” a Tijuana eran mexican@s, los demás siendo Wobblies estadunidenses y mercenarios extranjeros. En primer lugar, esta dinámica material resultó en la situación inoportuna en la que los voluntariados anglos con más experiencia militar fueron elegidos oficiales, según los principios ácratas-democráticos, para luchar en la guerra contra l@s mexican@s “leales” a Díaz. Un ejemplo es el caso del aristócrata británico Carl Ap Rhys Pryce, quien anunció sin demora la independencia de Baja California tras la renuncia de Díaz en Ciudad Juárez en mayo del 1911. Junto con las propuestas fantásticas del capitalista “emprendedor” Dick Ferris de colonizar abiertamente la peninsula en interés del capital estadunidense, la decisión de Pryce—que no recibió apoyo ni de la Junta en Los Ángeles, ni de los guerreros Liberales y Wobblies—llevó a vari@s mexican@s a concluir que la campaña Liberal en realidad intentaba facilitar la anexión de Baja California a los EUA, en un paralelo a la pérdida anterior de Tejas, territorio que se convirtió en el Suroeste de EUA tras la guerra iniciada por James K. Polk contra Mexico unos 65 años antes, así que los Liberales eran nada más unos filibusteros, en su opinión.

Esta manera de presentar la campaña en Baja California sirvió para deslegitimizar de inmediato los esfuerzos de los Liberales al, y de hecho facilitó que Madero utilizara las fuerzas federales que había heredado en contra del PLM. Mexicali y Tijuana cayeron antes de pasar un mes después de la caída de Diaz. Aunque la Junta creía que Baja era un punto rojo entre varios, es de imaginarse que este vínculo que se estableció entre el PLM y el separatismo dañó su relación con la opinión pública mexicana. ¿Considera Ud. que Ricardo se equivocó al permanecer lejos de la operación en Baja, o cree que él no fue suficientemente directo para distinguir entre la campaña Liberal y las acusaciones del filibusterismo que se alzaron en su contra, a pesar del énfasis que el ponía en la acción directa y la expropriación revolucionaria? Como observa Ud., este problema es inherente al anarquismo de la Junta Organizadora, que no se preocupaba por la “integridad nacional,” como sí lo hacen los nacionalistas y estatistas.

Esta es una pregunta difícil de responder, dado que no sabemos lo que estaban pensando Ricardo y los otros integrantes de la Junta, y por eso mi respuesta va a ser muy provisional. Es claro que en 1911 Ricardo ni pensaba ni creía que la situación en los Estados Unidos se acercaba a una revolución—aunque tal vez sí así pensaba en el 1917—pero si él pensaba que los Wobblies y socialistas en el Suroeste estadunidense estaban creciendo rápidamente en fuerza y así podrían estar de camino para tomar el poder en esa región en un futuro próximo, podría ser que a él no le importaba si Baja permanecía en Mexico, se convirtiera en una república independente, o fuera anexada a EUA.

Mi impresión es que no le importaba mucho si Baja llegara a ser independiente, pero que sí se oponía totalmente a su anexión a EUA en ese momento. Ya sabes que todo esto es pura conjetura. Según Ricardo, él rechazaba ambas alternativas y quería que la peninsula permaneciera en México, donde debería de estar—pero todo esto salió después de que le acusaron de ser filibustero. Sin duda, creo que a él no le importaba nada cuáles eran los porcentajes de las fuerzas Liberales, entre mexicanos y extranjeros. La lucha era para la liberación de la explotación económica y política, no para la independencia nacional. Ricardo estaba a favor de extenderles la nacionalidad mexicana a l@s extranjer@s que participaron en la Revolución.

¿Debería haberse ido Ricardo a Baja California a ser comandante? Desde el punto de vista de los guerreros que simpatizaban con los Liberales, sí. Al mínimo, debería de haber estado en mejor contacto. La Junta utilizaba a John Kenneth Turner y a Antonio de Pío Araujo como intermediarios, y los insurrectos en Mexicali y Tijuana nunca recibieron la visita de Ricardo, Anselmo Figueroa o Enrique, quienes eran los integrantes principales de la Junta en ese entonces.

Pero de todas maneras, Ricardo y la Junta siempre consideraron que Baja era sólo un frente, no su meta principal. Desde esta perspectiva, tuvo sentido que Ricardo no viajara hacia allá para mandar, dado que Baja estaba muy aislada en esa época, y él no podía haber encabezado un esfuerzo propagandístico allí, en comparación con lo que podía hacer desde Los Ángeles. No obstante, tras la caída de Tijuana, todos los integrantes de la Junta fueron encarcelados, y les mandaron a la isla de McNeil en el estado de Washington. Por esta razón, es posible que pudieran haber logrado mucho más desde Baja California, después de todo.

Enfrentándose con el “avance” de la Revolución, y en particular con el coup d’etat de febrero de 1913 encabezado por el General Victoriano Huerta que mató a Madero y su vicepresidente Pino Suárez—una toma de poder que la Embajada de EUA ayudó a coordinar, como Ud. dice—Regeneración reaccionó, diciendo que tod@s l@s polític@s eran la misma cosa, fueran tiran@s, reformistas burgueses o generales. No obstante, Ud. implica que este tipo de análisis ultra-izquierdista no lo compartía la mayoría de la sociedad mexicana. Entonces, ¿podría hablar acerca de los conflictos entre el anti-autoritarianismo “vanguardista” del PLM y las realidades de los sentimientos populares en cuanto al curso de la Revolución, especialmente en relación con el fin de Madero?

El difamarle a Madero fue un mal error político que reflejó una falta de consideración por los sentimientos populares en el mismo México. O tal vez, como dices, simplemente reflejaba el grado de movimiento vanguardista y su responsabilidad de educar al pueblo y destetar a la humanidad del engaño. Aunque antes de ocurrir el coup, la popularidad de Madero se estaba cuestionando, en ciertas regiones mexicanas—claramente, en el Distrito Federal—su asesinato fue profundamente repudiado. Las críticas que surgieron en Regeneración en contra de Madero, su esposa, y su familia tras sus asesinatos fueron muy insensibles, y podrían haber garantizado que el movimiento se quedara como marginal en cuanto a fuerza política, si no hubiera sido por el hecho de que ya estaba marginalizado en Mexico en ese período en cualquier caso. Recuerda que mientras que derribaron a Madero, la Junta estaba encarcelada en Washington, y varios ex-militantes del PLM se habían unido a otros movimientos, frecuentemente como los bordes más radicales de tales.

Este fallo táctico aparte, al parecer igual había un desprestigio entre los integrantes de la Junta hacia la reforma liberal-democrática, y es por esto que les veían a Huerta y a Madero como la misma cosa. Sí es verdad que eran muy similares en términos económicos, pero Huerta hasta le dio unas concesiones al movimiento sindical para reforzar su régimen. Las posibilidades de la democracia parlamentaria tenían más valor de lo que el PLM reconocía, en mi opinión, incluso para el futuro del movimiento laboral.

¿Qué nos puede decir acerca de las relaciones entre el PLM y otros movimientos insurgentes que se oponían a Madero y a sus sucesores Huerta y Venustiano Carranza: es decir, Emiliano Zapata y el Ejército Libertador del Sur, o Pancho Villa y su División del Norte? Ud. plantea que Zapata simpatizaba con el manifiesto del PLM de septiembre de 1911, y que él tomó el concepto de “Tierra y Libertad” directamente de los Liberales, con las manifestaciones prácticas de la estrategia zapatista avanzando de cierta manera de acuerdo con le llamamiento de Magón hacia la revuelta armada decentralizada y generalizada para expropriar los bienes de la producción. Sin embargo, la situación parecer haber sido muy diferente en el caso de Villa.

Creo que sí es justo decir que el Zapatismo encontró sus ideas principales en el ejemplo de los Liberales, y que el Zapatismo terminó siendo el mejor ejemplo del tipo de política que Ricardo favorecía. Es obvio que la filosofía no era todo, y mucha de la práctica zapatista tenía que ver con las condiciones particulares de la región sureña mexicana, así que no creo que el PLM tiene toda la responsabilidad por lo que el Zapatismo hizo o no hizo. Su influencia filosófica fue muy real, y hubo varios puntos en común entre los dos movimientos. Los problemas del caudillo y del personalismo preocupaban a los integrantes del PLM, pero probablemente no tanto a l@s zapatistas. De todos modos, dado que el Zapatismo no intentaba tomar el poder federal, esta preocupación terminó siendo secundaria.

El PLM tenía una opinión horrible de Villa y ello se relacionaba mucho con su papel en la lucha contra el PLM bajo el mando de Madero, especialmente dado que él era directamente responsable por la muerte de varios de sus compañeros. Las diferencias con Villa igual transcendieron a esa esfera: para Ricardo, Villa era un politiquillo típico: corrupto, sanguinario, autobombástico, comprado por las autoridades estadunidenses primero, y después por quienquiera pagara más…

Aunque la opinión del PLM era muy negativa en contra de Villa, eso no quiere decir que no existía ningun punto de coincidencia con el Villismo, o el Carrancismo. El manifiesto del PLM de 1906 tuvo mucha influencia sobre el proceso revolucionario mexicano. Dado el odio mutuo entre Villa y el PLM, no había muchos ex-militantes PLMistas en su División del Norte, pero sí había varios individuos prominentes que se afiliaron con Carranza durante un tiempo: gente como Antonio Villarreal y Juan Sarabia, quienes fueron protagonistas en el desarrollo de las ideas agrarias de este movimiento.

Ahora, un siglo tras la Revolución, ¿ve Ud. algún movimiento actual que siga el ejemplo de Magón y el PLM? En una entrevista que dio en abril del 1994, el Subcomandante Insurgente Marcos (ahora Galeano) del EZLN explícitamente vinculó el neo-Zapatismo con el pensamiento de Ricardo, entre otras figuras históricas mexicanas, mientras que en Rojava, varios acontecimientos en paralelo entre l@s kurd@s han resultado en el florecimiento del “confederalismo democrático” y la autogestión ácrata durante los últimos años. También es claro que Magón sigue siendo un punto de referencia clave para el movimiento social en México hoy en día.

Ricardo Flores Magón fue unos de los pocos ideólogos de estatura en la Revolución Mexicana. Otras figuras importantes, como Luis Cabrera o José Vasconcelos, muy probablemente fueron mejores analistas políticos que Ricardo, pero ellos no fueron visionarios en el sentido de poder imaginar una sociedad verdaderamente diferente. Por eso, no obstante sus varias deficiencias, el pensar y vivir de Ricardo vuelven constantemente. Además, las dimensiones transnacionales, feministas, antiracistas y antinacionalistas eran únicas en el caso de la Revolución, y han sido una gran inspiración para todos los movimientos mexicanos-estadunidenses auténticos, empezando con el movimiento chicano de los 1970s. La influencia del PLM vuelve en los movimientos sociales, como dices, igual que en la vida de los individuos. Sé que me impactaron mucho los escritos de Ricardo cuando los leí por primera vez a los 17 años (¡ya hace muchos anos!), aunque entonces todavía no sabía mucho de la Revolución, y no tenía ningún interés particular en la cuestión.

De manera similar con el caso de otras figuras complicadas, hay personas que dicen haber sido inspirad@s por Ricardo, pero que no avanzan una política que coincide mucho con la suya. Estas diferencias se deberían de reconocer, sin duda, aunque el punto más profundo es que existen movimientos sociales hoy que buscan instaurar varias formas alternativas de autogestión, democracia, e igualdad que han hallado—y que continuarán hallando—mucho que aprender en el pensamiento de Ricardo, igual que en las experiencias colectivas del PLM y de sus amigos y camaradas.

La subida al poder de Huerta en 1913 provocó en Tejas y otras partes de la región fronteriza una crisis que sería fatal para Magón. Como respuesta a la toma del poder de Huerta, Jesús María Rangel, un comandante Liberal muy respetado, organizó un contingente armado que iba a cruzar a Chihuahua para luchar en contra de los Carrancistas, y después avanzar hacia el sur a enfrentarse con el mismo Huerta, pero a estas fuerzas Liberales les impidieron el paso unos cuantos “Texas Rangers” quien les esperaban en la frontera, donde dispararon y detuvieron a los que sobrevivieron. El PLM de inmediato adoptó la causa de los “Mártires de Tejas” y de los supervivientes presos políticos. Después, en 1915, una revuelta mexicana en Tejas que seguía el Plan de San Diego resultó en una contrareacción brutal en contra de l@s mexican@s que vivían o trabajaban en el estado: miles fueron masacrad@s, víctimas de ejecuciones extrajudiciales y arbitrarias cometidas por paramilitares racistas. Tales atrocidades llevaron a Magón a declarar en Regeneración que no eran los rebeldes de San Diego sino que sus ejecutores los que deberían haber sido fusilados. Fue esta declaración, junto con la designación correcta de Ricardo en cuanto a Carranza, la que le consideraría “otro Díaz” y otro “lacayo de la Casa Blanca” en su esfuerzo por “subordinar el proletariado mexicano y entregarlo a la clase capitalista doméstica y extranjera, atado de pies y manos,” además que la llamada que él hizo hacia los mexicanos que luchaban bajo Carranza para convertir a sus comandantes en blanca, fue lo que les costó a él y a Enrique otra encarcelación (1916), hasta que los empeños de Emma Goldman por pagar su fianza les dio un aplazamiento temporal.

Con el comienzo del Temor Rojo, los hermanos Magón fueron perseguidos por las autoridades, y fueron condenados nuevamente en 1918. Ricardo recibió una sentencia por veintiun años, “gracias” a la ampliación del cargo con la nueva violación de la nueva Ley de Espionaje, que se había promulgado el año previo. Tal sentencia representaba pena de muerte para Ricardo, cuya salud ya se estaba deteriorando. De hecho, dos años después de llegar a la Prisión Federal de Leavenworth en Kansas, donde había pedido asistencia médica unas 22 veces, Magón murió debido a un infarto cardíaco. Su muerte tuvo lugar solo días después de que le habían trasladado a una celda más remota que la de Librado Rivera, quien igual estaba encarcelado en Leavenworth por la misma razón que Ricardo. Aunque no hay duda que Venustiano Carranza ordenó el asesinato de Zapata en Chinameca, Morelos, en 1919, es menos claro que el fin de Magón tuvo que ver con una ejecución extrajudicial propia, en vez de negligencia médica, sea a propósito o no. ¿Cree Ud. que le asesinaron a Ricardo?

Personalmente, no creo que a Ricardo le asesinaran, aunque probablemente nunca sabremos de manera positiva si sí o no. Creo que sí hubo negligencia médica consciente en cuanto a las condiciones serias que Ricardo sufría, y que su muerte podría haberse pospuesto o evitado si hubiera recibido la atención médica adecuada, pero no creo que le estrangularon, como dicen.

Sabemos claramente que una de las teorias de su “asesinato” es falsa, como demuestro en el libro, y también sabemos de la negligencia médica. Podría ser que un guardia le asesinara a Ricardo, y estoy seguro que habrá muchas personas que estarían convencidas de esa teoría.

Las razones por las cuales no creo que le asesinaran son, en primer lugar, que Librado Rivera no dijo que a Ricardo le habían asesinado en una carta que escribió a un compañero desde Leavenworth en la que contaba la historia de la muerte de Ricardo, eso en un momento en el cual Librado no sabía lo que se decía fuera de la prisión. Tras su liberación de Leavenworth, sí aceptó la teoría del asesinato de Ricardo, pero ya en ese momento la productividad de esa narrativa estaba clara, así que contradecirla hubiera sido costoso e insensible, dado que, considerándolo de manera profunda, es muy claro que a Ricardo sí le asesinaron sus opresores.

Otra razón por la cual no creo que a Ricardo le mataran es que entiendo que las autoridades estadunidenses ya no le veían como una amenaza, y el gobierno de Obregón estaba a favor de aceptar su retorno a México. Si Obregón no consideraba a Ricardo amenazante, ¿por qué el gobierno estadunidense? Recuerda que Ricardo casi estaba ciego cuando falleció, y de salud estaba muy mala en general. Al final, la muerte de Ricardo fue una vergüenza para el director de Leavenworth, quien había insistido de manera continua que la salud del preso estaba bien. Su muerte resultó en una investigacion directa desde la Procuraduría Federal. En este sentido, no veo mucho motivo allí tampoco.

Yo creo que la narrativa del asesinato de Ricardo fue una manera de expresar el poder de sus ideas subversivas, y de resaltar la represión que él sufrió bajo las autoridades estadunidenses. Las ideas de Ricardo sí que son poderosas, y sí es verdad que le condenaron a la vida encarcelada, dada su resistencia a la conscripción y a la Primera Guerra Mundial, y su anarquismo. Todo eso sí es verdad. La única cosa es que no creo que le asesinara un guardia en Leavenworth—eso, nada más.

Aunque el crepúsculo de la vida de Magón estuvo lleno de pathos, dadas tanto la decaída de Regeneración, como la miseria y marginación experimentadas por los integrantes de la Junta antes de la encarcelación en Leavenworth, y la separación emocional de Enrique, Ud. clarifica que a Ricardo le inspiraba al fin la idea optimista y casi hegeliana que las Revoluciones Mexicanas y Rusas iluminaban el camino adelante para la humanidad, anunciando el comienzo de una transformación social mundial que destruiría el capital y toda autoridad. En una carta escrita en Leavenworth menos de un año antes de su muerte, Ricardo expresa su certidumbre en cuanto al “futuro brillante que [ahora] se abre a la raza humana,” y hasta la identifica como su “consuelo.” Un poco menos de un siglo después, vemos que la crisis multidimensional del orden-mundial capitalista persiste precisamente porque las revoluciones del siglo XX fallaron en desplazar a los enemigos reaccionarios que Magón había identificado desde el escenario de la historia. Considerando el conocimiento íntimo y profundo de la revolución social que Ud. ha recopilado y presentado en El Retorno del Compañero Ricardo Flores Magón, ¿tiene algunas recomendaciones para l@s ácratas y otr@s radicales de hoy en día que quiere compartir?

Gracias por esta pregunta, no sería ésta una pregunta que me hubiera atrevido a hacerme yo mismo. Aquí viene mi respuesta, en tanto en cuanto no me consideran un oráculo délfico. Creo que la parte más emocionante de esta historia y experiencia es la idea de la centralidad del apoyo mútuo. Además, creo que el feminismo del movimiento, su resistencia meticulosa al nacionalismo, su compromiso con el amor, el arte, la belleza, y su crítica hacia el Estado y la religión organizada son todas cosas maravillosas. No estoy de acuerdo con la afinidad del movimiento hacia la violencia o su teoria de la revolución, que simplemente estaba equivocada.

Con relación a la segunda cuestión, Ricardo creía que cada aldea y comunidad en Mexico reproducía una lucha fundamental entre l@s opresores y l@s oprimid@s, y que una chispa revolucionaria tenía la potencia de explotar la situación entera. En este sentido, se puede ver al Ricardo como un precursor del foquismo y Che Guevara—con algunas de las mismas limitaciones de tal teoría y figura histórica, igual. Lo que Ricardo no veía es que los procesos revolucionarios son guerras civiles, y en las guerras civiles, todas las divisiones sociales se pueden movilizar de maneras productivas, políticas y materiales. La dinámica de la guerra no era, como Ricardo lo imaginaba, un tipo de llama de purgatorio que resultara en el sanamiento de la sociedad y el parto del comunismo puro. No, la guerra civil llegó a ser un proceso en el cual se formaban las coaliciones, los liderazgos, y se negociaban la vida y la libertad de los mejores individuos. Sí es claro que hubo victorias mayores en este proceso, pero costó muchísimo, y los resultados no eran lo que los militantes del PLM habían esperado. Por esa razón, vari@s de sus militantes continuaban en la lucha, y continuaban alzándose en armas hasta que por fin les asesinaron las autoridades. Doy el ejemplo de Lázaro Alanís al principio del libro, quien se levantó por primera vez en contra de Porfirio Díaz, después en contra de Madero, y después se opuso a Huerta y Carranza. Por fin fue ejecutado tras haber participado en la Revuelta De la Huerta contra Obregón.

No me convencen mucho las teorias bakuninistas acerca de la violencia. Pero en mi opinión hay una verdad profunda filosófica en varias de las ideas de Kropotkin y otr@s, quienes creían en la primacia del apoyo mútuo. Igual creo que actualmente hay unos medios de comunicación y organización que podrían facilitar la adopción de los ideales ácratas, en comparación con la situación hace un siglo. Es claro que tendría que haber nuev@s teoristas para poder movilizar estos recursos de manera distinta a la que se intentó en generaciones previas.

Gracias de nuevo Javier, por ofrecerme esta conversación, que me ha proveido mucho para contemplar.

1 John P. Clark, The Impossible Community: Realizing Communitarian Anarchism (London: Bloomsbury, 2013), 145-6, 180, 229.